Los inmigrantes están siendo excluidos de recibir información básica sobre el Covid 19

Los inmigrantes están siendo excluidos de recibir información básica sobre el Covid 19

Información inmigrantes Covi19 | Joseba Achotegui

La gran crisis que está generando la pandemia del Covid 19 está sacando a la luz realidades problemáticas de nuestra sociedad, y una de ellas es el déficit en las políticas de integración de los inmigrantes.

Porque, qué clase de información están recibiendo estos ciudadanos en momentos como los de la pandemia, de gran incertidumbre y temor. ¿Cómo se les está protegiendo?

Admitiendo, con bastantes matices, que la pandemia nos cogió por sorpresa (en realidad era algo previsible) ahora que ya nos hemos mentalizado, es urgente hacer un plan para transmitir información de calidad sobre la situación sanitaria a todos los miembros de la sociedad. Urgen programas en las diferentes lenguas de los inmigrantes, como mínimo en las más utilizadas, explicando las medidas de protección.

Explicaré como ejemplo de estos déficits de información con los inmigrantes, el caso de una mujer refugiada siria que atendemos, ahora telefónicamente,  en el SAPPIR (Servicio de Atención Psicopatológica y Psicosocial a Inmigrantes y Refugiados) en Barcelona.  Cuando hace unas semanas, tras el fin del confinamiento, en el curso de una sesión, le planteé que era bueno que saliera a la calle, al aire libre, que no se quedara en casa, me respondió:

-Mire doctor,  que más me gustaría, pero no podemos salir, la policía nos multa si salimos .

-Pero cómo, le  respondí, si ya se ha terminado el estado de alarma y la gente viaja entre provincias  y hasta llegan  turistas extranjeros en aviones.  ¿Cómo que no puedes salir de casa a pasear?

-La paciente se quedó un momento callada y luego comenzó a avisar a toda la familia dando grandes voces diciendo que ya podían salir de casa, que no tenían que seguir encerrados…

Creo que la anécdota recoge muy bien la realidad de muchos inmigrantes que han vivido desinformados, desconectados de la sociedad de acogida, una situación peligrosa y angustiosa como la pandemia.  Es más, dado que no se les ha hecho llegar información desde las instituciones han estado a merced de todo tipo de bulos, fake news… que no han hecho sino incrementar su incertidumbre y temor.

Hay que tener en cuenta que los inmigrantes aportan mucho más a la sociedad que lo que reciben, desempeñando funciones vitales para la comunidad, realizando  trabajos de primera necesidad, muchas veces peligrosos, jugándose el tipo por todos, tal como se ha visto con toda claridad en esta situación de la pandemia. Pero es que además, solo con que se pusiera en marcha un programa estructurado de regularización de los indocumentados se calcula que el Estado recaudaría con sus cotizaciones cerca de 2.000 millones de euros. Solo con eso ya podríamos financiar un programa de rastreadores de gran calidad, algo que ahora está haciendo aguas. Y así nos va.